El intercambio de información fluido y rápido evita duplicidades y errores

30/07/2017
Julio Fernández y Miguel Mayor, directivos de Cutting Tools. Julio Fernández cree que la interacción humana con los robots «reducirá la intervención del hombre en los procesos de fabricación, aunque no en su totalidad». «El conocimiento es el soporte para seguir siendo competitivos».
Cutting Tools es una empresa especializada en el sector del mecanizado de metales. Su gerente, Julio Fernández, y el consejero delegado, Miguel Mayor, saben de la importancia de ofrecer un trato cercano al cliente y ayudarle en la formación continua de sus trabajadores, ya que «el ciclo de la vida comercial de la herramienta en el mercado es cada vez más corto».
– ¿Acabarán las máquinas encargándose de todo un proceso de fabricación sin necesidad del hombre?
– Julio Fernández: La realidad de la interacción humana con los robots y su abaratamiento reducirá progresivamente la intervención con mayor o menor incidencia del hombre en los procesos manuales de fabricación. Pero nunca en su totalidad. Los robots tienen dificultades para la innovación, así como en la resolución de problemas no estructurados.
 ¿Cuáles son los errores más comunes dentro del proceso de mecanizado?
– Miguel Mayor: No los podemos llamar errores. La dinámica dentro de la empresa actúa en la resolución de lo inmediato, que no es poco. De esta manera, no se destina, en nuestra opinión, el tiempo necesario para la formación del personal en las nuevas tecnologías de mecanizado. En las dos últimas décadas, el ciclo de la vida comercial de la herramienta en el mercado es cada vez más corto debido al trepidante desarrollo de novedades a nivel global, capaces de mecanizar con mayor rapidez, incrementando la producción, multiplicando el rendimiento de la herramienta y mejorando la calidad de la pieza terminada, así como desarrollando herramientas y estableciendo métodos de trabajo que mecanizan con éxito los nuevos materiales.
– J.F.: En Cutting Tools sabemos que el conocimiento es el soporte para seguir siendo competitivos. Trabajamos en el cliente para que la información y la formación lleguen a los responsables de la producción, sus mandos intermedios y operarios. Así conseguimos que sus procesos se beneficien cuando antes de la última renovación tecnológica. La pérdida de competitividad provoca la deslocalización de la producción porque las soluciones son globales.
– ¿Cómo satisfacen las necesidades del cliente?
– M.M.: Buscamos estar muy cerca de los clientes. Colaboramos estrechamente en la consecución de sus objetivos. Los clientes que confían en nosotros conocen bien nuestro potencial. Nuestros técnicos hacen visitas regulares y ofrecemos una respuesta presencial en un máximo de 24 horas en cualquier lugar de la Península. Realizamos estudios de proyectos, una formación específica al cliente y hacemos un envío automático de informes a la carta. También ofrecemos promociones y campañas muy competitivas y contamos con más de 100.000 artículos de la máxima calidad.
– J.F.: En Cutting Tools obtenemos un intercambio fluido de información en tiempo real con aquellos clientes equipados con máquinas dispensadoras, con los proveedores y con nuestro personal comercial, sobre existencias, suministros, incorporación de nuevas referencias, precios, pedidos, incidencias, rotación, ‘stock’ de reposición o referencias obsoletas, entre otras cosas. Todo ello, parametrizado y controlado por el sistema de forma que los datos recibidos se verifican e incorporan sin necesidad de supervisión humana. Las incidencias no resolubles de forma autónoma se aíslan por el propio mecanismo, que las presenta al responsable junto a toda la información necesaria para su resolución, quien le contesta a su vez al propio sistema. No hay duplicidad de procesos y, por consiguiente, prácticamente tampoco errores.
 ¿Cómo se consigue un intercambio de información rápido y fluido?
– M.M.: Cutting Tools es una organización horizontal orientada a la productividad con una comunicación fluida entre la dirección y los trabajadores, un sistema propio de gestión que reduce significativamente los costes y facilita la rápida toma de decisiones. Con nuestro esfuerzo y dedicación hacemos realidad un tejido productivo cada vez más sólido, aportando herramientas de corte bien aplicadas, así como soluciones disruptivas en los procesos de mecanización de componentes en un mercado cada vez más exigente.
– ¿Cuál es el punto fuerte de la empresa?
– J.F.: Los 43 trabajadores hacemos cada día realidad que esta empresa mejore en la gestión de sus procesos. Así logramos cohesionar al personal, proveedores, colaboradores y equipos de la organización para satisfacer las demandas del cliente. Nuestro sistema de gestión es un conjunto de herramientas desarrolladas durante más de 20 años por nosotros con el objetivo de automatizar las gestiones internas y las relaciones con nuestros clientes, proveedores y colaboradores. Esto nos permite ofrecer una atención personalizada donde las operaciones habituales funcionan y los detalles se cuidan. Al ser propietarios de nuestro propio sistema de gestión podemos adaptarnos rápidamente a los cambios o novedades requeridos por nuestros diversos interlocutores, tanto internos como externos.
– ¿Cuál es su trayectoria profesional?
– J.F.: He tenido la fortuna de ofrecer a nuestros clientes, durante más de tres décadas, las herramientas de tres fabricantes de primera línea mundial por capacidad y tecnología con los que colaboramos muy estrechamente, como son Sumitomo Electric, Nikken y Paul Horn. Mi primer contacto con el mecanizado fue en 1982 como vendedor, luego pase a ser jefe de ventas, en 1996 director comercial y desde hace unos años soy gerente. Hace 24 años hubo un cambio de empresa. No de personas. Pasaron muchas cosas, pero entre todos logramos seguir adelante.
– ¿Requiere una formación adicional ser gerente?
– J.F.: En una empresa como Cutting Tools la formación diferencial pasa por el conocimiento de la tecnología de mecanizado. Nadie en la empresa en contacto con el cliente o el proveedor puede perder ese tren, el gerente menos.
 ¿Cuáles son los aspectos negativos de estar al frente de una empresa?
– J.F.: Se dedica menos tiempo a la familia, amigos, ‘hobbies’. También tenemos jornadas muy largas.
– ¿Cómo hay que motivar a los trabajadores?
– M.M. Reconocimiento, formación y desarrollo, así como información veraz sobre lo bueno y lo menos bueno. Así se sienten parte fundamental del equipo que hace de esta empresa lo que es.